Hablarle al corazón del elector

Luego de una conversación que tuve con unos amigos, tocamos el tema de un líder, estos me expresaban que no lograban comprender lo que decía, que trataban de seguir el discurso hasta el final, pero que no lograban estar atento a éste durante todo el desarrollo, y que en gran parte lo dejaban de escuchar. Es bastante estadista el discurso, habla mucho de números, como dirigido a una clase de gente y no a toda la población, no nos llega el mensaje.
Primera hipótesis: Estamos en los tiempos adonde el Rational Choice ya no funciona, o tal vez nunca ha sido la mayor razón por la cual el elector vota.
Segunda hipótesis: Hoy día la gran mayoría de consultores y asesores coinciden que el elector o el ciudadano se mueve por los sentimientos.
Será por eso que son cada vez mas los políticos en esta parte del mundo traen las técnicas norteamericanas para persuadir al elector; como por ejemplo, el storytelling (el arte de persuadir a través de la narración de una historia) tema que ya he mencionado en otros artículos. Y no sólo en discursos, sino también en spot televisivos.
Y qué se les recomienda, que para tener atención en su discurso, tienen que apelar a una historia.
El candidato podrá presentar todo tema principal y soluciones más acorde a estos, pero debe tener bien en mente que el voto del electorado, que es ese depósito de confianza que se le hace a él o a otro candidato, para que sea su mandatario y máximo representante de su comunidad, hoy pasa por  otro lado.
El elector vota por los afectos, por resentimiento, por temor, por necesidades, por que se siente agradecido, etc.
Un elector detecta cuando un candidato le agrada o desagrada, por su mente podrán pasar los spot televisivos, los discursos, las propagandas y entrevistas radiales, los panfletos, las reuniones y visitas del candidato, pero será finalmente en el cuarto oscuro donde la mente obedece al corazón,  en aquel candidato que más le agrado, que quiere que sea quien lo represente.
Después de todo, son las emociones la que llevan a que produzcamos una acción en respuestas a estas. Emoción que deriva del latín emotio-onis  impulso que induce a la acción.
Algunos puntos a tener en cuenta para un discurso emocional:
  • Ante todo adaptarse al auditorio o público al cual se dirige.
  • Apelar a los sentimientos.
  • Narrar una historia.
  • Usar simbología que sean representativa para el público.
  • Apelar a los sentimientos patrióticos.
  • Producir sensación de pertenencia, de identificación.
  • Enmarcar el discurso dentro de valores que crean acorde a las acciones que realiza, al mensaje que emite y al target al que se dirige.
  • Realizar mención de género.
  • Hablar de superación.
  • Introducir analogía que despierten sentimientos.
  • Ser el portador de un mensaje de esa idea que ha contagiado y que ha entusiasmado.
  • El mejor mensaje es el que llega al corazón.
En fin  “La gente olvidará lo que has dicho, pero no como la hiciste sentir”.
Entrada original aquí: Comunicar es Poder