Twitter para políticos: Tabla de surf para sobrevivir al tsunami ciudadano

(por Inti Acevedo)

No queda ninguna duda que los políticos latinoamericanos están descubriendo Twitter y que su forma de entrar y comprender está red social dista mucho de la forma tradicional de hacer política. Y aunque en Twitter no hay reglas definidas, dependiendo de nuestras acciones, podemos tener un gran éxito o fracasar rotundamente. Los políticos en Twitter pueden desperdiciar el tiempo, hacer el ridículo o perderse en un maremágnum de términos técnicos que para ellos no significan nada, y así perder el horizonte. Twitter puede ser un aliado para trabajar más cerca de los ciudadanos, de ser mejores funcionarios públicos y de ganar elecciones aun teniendo poco dinero y recursos.

Hay una serie de información básica que tienen que comprender los políticos para asimilar todo lo que ocurre en Twitter. Para esto les recomiendo leer algunas guías y post previos que les pueden ayudar a entender los conceptos iniciales, que todos necesitamos conocer al entrar en Twitter, seamos políticos o no.

Una primera recomendación es que aprendan Twitter desde la web y no desde un teléfono. Es más fácil entender como funcionan las cosas y como se ponen en práctica los conceptos. Por otro lado, es importante que los políticos entiendan que aunque se envían mensajes y se responden a una persona determinada, la mayoría de esos tweets van a ser completamente públicos y van a ser indexados por Google. Incluso los DMs (mensajes directos no públicos entre dos usuarios de Twitter) podrian ser publicados en Twitter por el destinatario, en caso de ser un ciudadano o elector (si lo hace un ministro, el jefe va a molestarse).

Los políticos tienen que comprender que Twitter es una gran herramienta de comunicación y que puede servirles en tres niveles: uno básico de propaganda (la palabra adecuada para esta casta de ciudadanos), otro para medir el pulso de la sociedad y lo que piensan los electores (sin encuestadores de por medio), y por último (aunque debería ser lo primero) para resolver problemas concretos en su pueblo, ciudad, provincia o país. Al final de cuentas eso es lo que deberían hacer ustedes señores políticos, resolver los problemas de la sociedad y usar los recursos que tienen para ello, desde cosas simples hasta lo más difícil. Twitter puede ayudarles en resolver las cosas simples de una manera que ni imaginan. Por esto creo que Twitter es más útil para un alcalde que para el presidente megalómano que quiere conquistar la Vía Láctea, aunque estar en Twitter (y usarlo “bien”) por supuesto que ayudará para convertirse en un gran Cerebro. Mejor entremos en materia.

Consejos prácticos para políticos en Twitter por ciudadanos en Twitter

  • Completa bien tu perfil en Twitter. Coloca la foto que más te define como político y que uses con frecuencia en tu propaganda electoral. Crea un fondo personalizado en el cual puedas colocar también tu correo electrónico, dirección en Facebook, algún eslogan que uses cotidianamente. Pon en tu biografía el cargo que desempeñas y la zona geográfica en la cual fuiste elegido para un cargo de gobierno. Coloca tu profesión si estas en un cargo o puesto técnico.
  • Ten conciencia de la magnitud del cargo que desempeñas. Un presidente de un país debería tener un departamento de unas 5 a 10 personas trabajando en su Twitter, para que la herramienta sea efectiva. No así un ministro, un alcalde o un gobernador de región. Aquí todo está dado por el volumen de información que al final maneje tu cuenta en Twitter, hay una capacidad para procesarla de forma eficiente, si tras esa cuenta en Twitter hay una sola persona.
  • Envía mensajes con respeto y tolerancia, incluso a tus oponentes.
  • Escribe sobre las cosas que te apasionan, nunca sabemos nada de la parte humana de un político. No sabemos si va al cine, que películas o series de televisión le gustan. No sabemos que novela está leyendo. Todas estas cosas pueden ayudar a tus electores a tener una imagen más completa de lo que realmente eres.
  • Respóndele a la gente. Selecciona algunos buenos tweets que te escriban y respóndeles en público. Si no eres tu directamente quien responde hazlo saber.
  • Para un político siempre puede resultar interesante debatir ideas, no lo hagas por Twitter. En el peor de los casos usa un sólo mensaje para dejar clara tu opinión al respecto. Discusiones complejas en 140 caracteres no son ni fáciles, ni útiles. Por supuesto que puedes dar tu opinión y participar en la conversación, pero debatir de forma profunda rara vez llega a algo en Twitter.
  • En el inicio de la semana, cuéntanos parte de tu agenda. Da especial importancia a eventos en los cuales puedas interactuar con los ciudadanos.
  • Cuando tengas alguna duda, o necesites a un experto, pregunta por Twitter que piensa la gente. Te vas a sorprender del grado de claridad que tienen muchos ciudadanos. Esto te ayudara a resolver problemas que tus propias limitaciones como ser humano posees. Nadie nunca sabe todo, aunque tu creas que como presidente de un gran país lo sabes todo, es falso, sabes mucho menos que lo que puede saber el grupo de personas que te siguen en Twitter.
  • Resuelve problemas concretos. Una calle se encuentra en mal estado y te lo dicen, mueve tu poder para resolver eso. Alguien denuncia que el hospital de X poblado tiene problemas, ve directamente a mirarlo. No se porque pero miles de políticos no saben que con ir a un sitio resuelven todo, su equipo de gobierno se encargara de poner todo tan bonito que ese hospital será una maravilla. Anuncia en Twitter que dentro de 3 meses vas a ir al hospital de Macondo, pasale copia por email a tu Ministro de Salud y veras como la magia comienza a funcionar.
  • Crea una lista de usuarios que se comunican constantemente contigo proponiendo buenas ideas. Crea una lista de opositores respetuosos para que te den una idea de cuando metes la pata. Crea una lista de otros funcionarios de tu partido en Twitter, y de vez en cuando lee lo que hacen y respondes. Crea una lista de gobernadores y alcaldes en Twitter. Crea una lista de políticos extranjeros que admires o te interesa saber que hacen. Crea una lista de lo que te venga en gana, normalmente los que gobiernan sufren mucho de esto de “hacer lo que les da la gana”, en Twitter con una lista no le haces daño a nadie, a diferencia de tu comportamiento en el mundo real.
  • Si estas en campaña Twitter puede ayudarte a conseguir voluntarios y recaudar dineropara la campaña política, en caso que algún grupo de poder no lo haga ya.
  • Twitter es ideal para organizar reuniones de todo tipo. Si estas en campaña puede servirte para coordinar estas actividades, y si ya estas en funciones de gobierno te puede ayudar a programar encuentros con ciudadanos.

Este post fue creado después de una pequeña prueba que hice con el servicio Wufoo, que te permite crear formularios y encuestas. Se le ocurrió preguntar que recomendaría la gente a sus políticos para usar mejor Twitter y las respuestas fueron tan buenas que quería compartirlas con ustedes. Aquí van las mismas.

@luiscarlos por su parte recomienda:

  1. Ingresa a search.twitter.com y lee, monitorea lo que se dice sobre ti.
  2. Crea tu cuenta con una identidad que te identifique claramente y entiende que ingresaste a un espacio público.
  3. Sigue a la gente que conozcas. Pero ese es un inicio. Léelos. Luego podrás incorporar a más gente, incluso a esos que hablaban bien o mal de ti. Es una forma de decirles que los escuchas.
  4. Twittea como si fuese un monólogo. Cuenta las cosas que haces. Al principio es más importante eso que decir lo que piensas.
  5. Tu experiencia twitter será un bodrio si haces propaganda abierta. Lo mejor es que te vendas a ti mismo como marca por lo que haces, dices, piensas, lo que lees interesante de compartir, o propones… pero no por tus autoreferencias, promesas y soberbia.
  6. Vuelve a monitorear lo que se dice de ti, lo que te dicen a ti y la imagen pública que estás dando con lo que dices. ¡Bienvenido, político! Ya eres autónomo y tienes tu propio medio y tu comunidad de seguidores.

Si consideras la “opinión pública” como un problema. Twitter te puede ayudar a resolverla de una manera interesante. Si son problemas más tangibles, puedes conversar con una parte de los ciudadanos a los que debes rendir cuentas, además de tus propios militantes. Twitter es democracia deliberativa y descentralizada, así que verás de todo. También hay diferencia si eres un político aspirante a un cargo o ya estás en ejercicio. No necesitas a un pasante que te haga este trabajo ni un asesor de medios. Lánzate de lleno a las audiencias digitales y verás cómo cambia. Ahora, los problemas se resuelven trabajando, y a lo sumo twitter te ayudará a aglutinar voluntades, pero lo principal es que es un correlato de tus acciones. Así que trabaja para poder contarlo.

@modulor opina:

Que lea, que conteste los mensajes que pueda contestar. Parte de lo que uno busca en un político es que sea, básicamente, un servidor público, no una persona que va a tener poder sobre ti. En ese primer trato con la comunidad, con los seguidores de Twitter, se puede ver si esa persona tiene vocación de servir o no.

@jovijuan opina:

Escuchando, twitter permite una comunicación muy cercana que antes era impensable. Eso se puede usar para tener una idea más real de lo que piensa la gente y de las ideas que cada individuo pueda aportar. Aunque seguro que resulta difícil diferenciar eso del “ruido”.

@leito1979ar opina:

Escuchar al pueblo sin intermediarios le permite tener un feedback al momento de cada decisión política. Publicando, transmitiendo servicios, obras del gobierno no solo le sirve de prensa política, sino de un servicio a la sociedad.

@politicavzla opina:

En Twitter no debe venir a hacer propaganda. Si a informar sus actividades (incluso algunas de aquellas que no sean propiamente del ámbito político, para así poder conocerle mejor como humano), si a interactuar con sus seguidores, a responder sus inquietudes. Y yo que lo he padecido, le diría que si ve a alguien que lo insulta, no se de mala vida y si nota que la persona no va a dejar de insultarlo, que pase a bloquearlo y san-se-acabó.

@astridsiry recomienda:

  • Que participe. No tiene que tuitear todo el tiempo, pero resulta mas empático y auténtico saber que es la persona la que tuitea y no solo un equipo detrás.
  • Que responda y se integre a conversaciones. De eso va Twitter.
  • Que escuche. Sobre todo eso.

@vanis opina:

El primer paso es escuchar a la gente en sus problemas cotidianos con la ciudad, servicios públicos, leyes. Si bien no podrán resolver todo lo que la gente les pida desde Twitter, al menos tendrán una mera dimensión de lo que muchos reclaman.

@Jazael con una fantástica recomendación:

  • A diario debería colocar una hora del día especifica para a recibir quejas y denuncias y a diario seleccionar 30 y repartirlas para cada ministerio según corresponda y claro esta asegurándose de solventarlas correctamente.

@nork_11 con varias recomendaciones:

  1. Empezaría por sugerir en primer lugar que sea el propio político que se encargue de su cuenta de twitter, es bien sabido que muchas veces es manejado por otros.
  2. Responder a los tweets que le son enviados, por lo menos los que atañen masivamente y no individualmente (podría hacer una base de datos para poder organizarlos).
  3. Los que no son de su interés o no son de su competencia pues canalizarlos para que estos no queden en el aire, si realmente quiere utilizar esta rica herramienta para el uso social y comunitario.
  4. Sonreír de vez en cuando con sus seguidores, eso le da calidad humana y no solo competencia por tener mas seguidores que otros.
  5. Siempre cuidar lo que responder para evitar retwitteos con malas interpretaciones, todos sabemos los dinámico que es esta red social y aun que da chance para eliminar comentarios o posteriores disculpas no todos tienen el tiempo de estar en el justo momento para leerlas y ver que rectifico.
  6. Seguir a sus opositores, es bueno saber que opinan ellos de ti como político o de tu gestión.

@armage opina:

Leer realmente lo que le dicen, es una opinión directa de la gente y ese es el mejor “regalo” que se le puede brindar a un político, una opinión directa de la persona a la que representa.

@unocontodo recomienda:

  1. Hacer una lista de sus propios Tags, para Organizar/Filtrar los temas con los que está relacionado y hacerla pública y promocionar sus uso.
  2. Establecer cuales tipos de problemas puede atacar directamente y cuales puede ayudar a canalizar.
  3. Informarle a sus seguidores que utilidades/servicios/ paralelos-asociados a twitter usa, para el intercambio de archivos.

@tiagox opina:

Que tome el compromiso de ser un usuario activo y que responda a las inquietudes de la gente. Y que no solo utilice la plataforma como una herramienta de propaganda.

@MauricioJaramil recomienda:

  1. Invitar a sus seguidores a que le envíen ‘problemas’ y a que ellos mismos propongan soluciones.
  2. Crear búsquedas automáticas en Twitter sobre los temas que le interesan y que tengan relación con su campo de acción. Por ejemplo, ‘trafico bogota’, ’seguridad buenos aires’, ’secuestros mexico’.
  3. Que Twitter no sea la herramienta única… puede ser el medio por el cual llegue información sobre problemas y soluciones, pero para ampliarla, podría crear una página en Facebook, o un grupo o foro de discusión, o una wiki…

Las opiniones y recomendaciones que hicieron las personas por medio de una simple encuestapromocionada por Twitter, puede darte un pequeño ejemplo de la sabiduría y el nivel de participación tan positivo que puedes encontrar. Yo no soy ningún político con gran influencia y la gente con mucho gusto ayuda y responde cuando tienes una dificultad o quieres ampliar algo que no conoces o sabes. Imagina lo que tu, con tu fantástico carisma y tus ganas de salvar al mundo (o hacerte millonario con dinero del erario público) puedas lograr. Las posibilidades son infinitas.

Créditos:

Contenido publicado bajo Creative Commons, texto original de la entrada (aquí) publicada en el blog Alt1040: La guía del Geek

Twitter del autor @inti (Inti Acevedo)