La Geolocalización y la importancia de estar ubicable en Campaña


 

(por Octavio Morales Rojas)

El exhibicionismo electrónico ya es algo común en nuestra sociedad, es un estilo de vida que no tiene temor a comunicar, que demanda más información y exige depender de la tecnología. Hoy la moda no es subir fotos, ni tampoco etiquetarlas, menos decir que harás con tu vida, sino que juntar todo a través de un punto en un mapa digital, una señal donde todos te encuentren o al menos sepan que estás o estuviste ahí. Ahora el mundo en la red te pide estar geolocalizable.

La geolocalización aparece como una herramienta para referenciar nuestras ubicaciones geográficas a través de una coordenada, ha estado presente por algunos años en las aplicaciones de teléfonos inteligentes como iPhone y BlackBerry, pero lentamente las redes sociales han comenzado a incluirlas en su productos.

¿Para qué nos geolocalizamos?

Además de ubicar y vincular los mensajes de textos en los lugares donde se escribieron, a un tweet le otorga un valor agregado al indicar más información, entregándole hasta un poco más de veracidad al mensaje. Hoy, los jóvenes además de asistir a un concierto quieren decirle a todo el mundo que están ahí, y si el esfuerzo valió la pena, lo contarán mediante palabras, fotos o vídeos. Surgiendo un nuevo snobismo, el de estar donde todos quieren estar.

La geolocalización no es sólo cosa de tweets, sino que también cumple otros objetivos, para la aplicación Foursquare “sirve para recomendar los lugares que asiste físicamente a través del móvil”, en el caso de Gowalla es un servicio “para compartir lugares, eventos y rutas a los que se asiste”, similar al primero, Google Lattitud cree que existe para “monitorizar y compartir nuestra posición en tiempo real”, pero si piensas en la colaboración, está Waze, que lo utiliza para “compartir nuestra posición mientras conducimos para informar el tráfico y crear un mapa colaborativo”.

Recordemos que las personas quieren ser testigos presenciales de lo que ocurre en su entorno, si ocurre un accidente o una anécdota, todo saldrá a través de estos observadores, los medios de comunicación han tenido que sumarse a la idea de pedir colaboración a los mismos usuarios de las redes sociales para ampliar la cobertura de los eventos noticiosos y también faranduleros. Así sucedió hace algunas semanas cuando un twittero aseguró desde un asiento del Festival de Viña del Mar que Raphael de España había perdido un diente cantando, el hecho en segundos fue noticia y antes que en los medios.

Atento a la colaboración que podían dar los reporteros ciudadanos en las últimas elecciones presidenciales chilenas, los dos principales canales de televisión montaron una plataforma virtual para recibir la información de miles de electores, una de ellas fue reportwitteros y crearon un hashtag (#rptw), que fue capaz de recopilar resultados, mostrar el ambiente de derrota en el bando oficial y registrar las celebraciones del equipo ganador, entre sus logros fue la cobertura nacional que consiguió y estar presente en los lugares donde no estaba ningún periodista, la idea quedó estable en el canal y fue de gran ayuda en los días posteriores al terremoto que afectó al Sur del país.

Para participar los reportwiteros sólo debían incluir en la palabra #rptw en sus tweets y quedaban dentro de una conversación general.

La georreferencia como herramienta de Campaña

La georreferencia sirve a los candidatos y equipos de campaña para aumentar la calidad de información que tienen entre su público, actualizar la agenda de actividades y mejorar la relación entre los medios de comunicación, de este modo ellos podrán tener a libre disposición de ubicación a sus fuentes, paralelamente abarata costos, ya que utilizan un medio económico y masivo como Internet.

En el caso de los candidatos emergentes o sin apoyo partidario, debemos recordar que estos no tienen la disposición de la maquinaria política tradicional y no cuenta con un número significativo de militantes que realicen el trabajo de convocatoria que desean, asimismo los medios de comunicación pocas veces publican sus actividades. La creación de una basta Red Social es significativa para que los candidatos busquen otros medios de convocatoria y se apoyen en la georreferencia para juntar sus adherentes, localizarlos y ubicarlos en torno a una actividad. Si hay un gran movimiento en estas tareas, los periodistas llegarán solos.

 

Con lluvia o sin lluvia, ME-O el candidato díscolo de la política chilena, no contaba con una maquinaria partidista y debía buscar constantemente los medios para congregar a sus adherentes.

¿Quiénes geocalizan?

Inicialmente, el equipo de campaña debe estar interesado en publicar las actividades de una campaña y referenciar los lugares donde más interesa estar, pero más allá de indicar exactamente el momento a través de una aplicación móvil, hay un trabajo previo que debe complementar la organización de actividades masivas, las mismas donde se necesita más público.

La creación de mapas digitales es una de las tareas que se hace cada más importante, para esto Google Maps es una de las aplicaciones más fáciles y completas de usar, tiene la ventaja de indicar nuestros recorridos de ida y vuelta, ingresar las calles con numeración y optar por recorridos a pie o en vehículo.

Después de completar el mapa, el servicio te da un link que puedes compartir por correo, Facebook o la Red que estimes conveniente, te recomendamos abreviar la dirección, ya que suelen ser muy largas (puedes hacerlo aquí) y guárdala, porque cuando menos lo esperes alguien te lo pedirá por Twitter y la necesitarás reenviar.

También es misión de los equipos de campañas preparar y contar con usuarios más tecnológicos, que puedan acoplarse a la campaña virtual, ya sea entregando información y apoyo. Una buena tarea es descubrir quienes son los nativos digitales que comparten nuestras ideas e invitarlos a alfabetizar digitalmente a nuestros simpatizantes, será una actividad que los motivará y los invitará a participar en los asuntos que más dominan.

En este caso los debates de campaña han sido un escenario ideal para twitear, se puede hacer en silencio y sin molestar a nadie, cada twitero es un testigo clave para opinar in situ lo que está pasando. La geolocalización de estos eventos es algo primordial, aunque no tanto para el candidato, porque es evidente que está ahí, sino para los líderes de opinión que lo están acompañando, es importante confirmar porqué están ahí, que cosas positivas ven en las respuestas y el ambiente que va desarrollando, del mismo modo pueden ir acompañando el evento con fotografías y las cosas que no ven los espectadores, como los comentarios inapropiados o las falta de respeto de una persona.

 

 

El comando de la Alianza por Chile llevó a dos piñeristas twitteros para informar sobre el debate presidencial. una original idea que será costumbre.

La importancia de estar ubicable

En la razón de crear una buena campaña, transparente y masiva, todas las herramientas que sirvan para publicar información están a favor de conseguir nuestros objetivos, pero la diferencia está en el empleo de cada herramienta y el costo que tiene utilizarla, Internet saca ventajas en economía y es un medio que penetra cada vez más.

Hoy, el boom de los teléfonos inteligentes ha llevado el Internet a nuestros bolsillos y nos enseña un nuevo estilo de vida, el de estar conectado las 24 horas del día, no importa el horario, accedemos cuando estamos desocupados y también cuando no lo estamos, queremos saber dónde está cada persona, sea o no personaje público, y para qué se congregan, una nueva política en torno a estas costumbres marcará una nueva percepción en la encuestas y no será raro que los políticos y las personas empiecen a justificar los lugares donde trabaja.

Sabemos que no todo el mundo utiliza bien los recursos que ofrece el Internet, pero eso no significa que la información no debe estar disponible, el voto informado, el de jóvenes universitarios, los líderes de opinión mediática y la mayoría de los profesionales, se sienten más cómodos con los candidatos que transparentan su campaña, un personaje que está ubicable tiene menos miedo a la exposición, por consecuencia está más preparado y no tiene nada que ocultar. La geolocalización apunta a estos principios.