La huelga de hambre de Evo Morales

La ley electoral boliviana ya tiene una gran historia para contar y ser recordada, la de un presidente que por cinco días estuvo en huelga de hambre en el palacio presidencial para lograr presionar a la oposición y crear una reforma.

Los bolivianos saben que para ellos nada es fácil y parte de su identidad está construida con esfuerzo y muchos sacrificios, pero debemos preguntarnos cuántas huelgas necesitará Evo para llevar a cabo todos los temas pendientes que propone su extensa Constitución, que otras medidas mediáticas -para otros populistas- deberá realizar para ganarse al Congreso y al país completo, en especial la zona del oriente.

Por You Tube hay un interesante video sobre Bolivia, que llama a mirar siempre adelante, sus creadores, “Bolivianos Globales” saben más de las expectativas que como pueblo quieren alcanzar, y pueden asegurar que quién sea el presidente en gestión sólo envejece dramaticamente de tantos problemas. Así como dice su lema “la unión es la fuerza”, es hora que la prioridad sea el país.